Destaque
Inicio » Alberto Conti » No se puede…no tengo recursos ni capital para comenzar mi negocio

No se puede…no tengo recursos ni capital para comenzar mi negocio

La historia de Jorge Vergara Madrigal, fundador del Imperio Omnilife, un chavo que “no era bueno para nada”

Omnilife

“Estaba enfermo, gordo y quebrado financieramente”, “y me decían que era bueno para nada” así define su pasado el multimillonario Jorge Vergara, en sus conferencias de entrenamiento para sus distribuidores independientes de su inmensa red multinivel. Este hombre que hace 20 años atrás, era un total desconocido y un don nadie, ha dado que hablar por el mundo entero, no sólo por sus grandes éxitos con Omnilife, por la adquisición del Equipo Mexicano de Fútbol Chivas, la construcción de un gran Estadio, y por otros tantos logros que lo han llevado a la fama y reconocimiento público, sino también es notable por el ejemplo de superacion que ha dejado para el mundo entero de prosperar de una forma asombrosa, desmitificando el concepto que se necesita de grandes capitales para montar un emprendimiento.

Perteneciente a una familia de clase media, Jorge prefirió el trabajo a la escuela, estudió hasta la preparatoria que terminó en el Tecnológico de Monterrey. Fue mecánico, traductor de textos, vendedor de autos y a los 23 años, subdirector comercial de una empresa llamada Casolar. Fue entonces cuando decidió empezar de manera independiente cocinando y vendiendo carnitas; luego con un restaurante de comida italiana, al principio como él señala le fue bien, sin embargo su negocio no funcionó más, además durante ese tiempo subió de peso y se enfermó. Ante tal situación fue cuando empezó a buscar como estar más sano, bajar de peso y tener una independencia económica.

Un amigo suyo lo invitó para integrarse a Herbalife, una empresa que vendía vitamínicos en pastillas por medio del marketing multinivel. A los 31 años y después de haber logrado el primer lugar de ventas en Estados Unidos, decide proponer al dueño de la compañía crecer y ofrecer otro tipo de vitamínicos que se pudieran tomar diluidos en agua, pastillas molidas, a lo que el propietario se opuso rotundamente;

Esta negativa llevó a Jorge Vergara a crear su propia empresa en 1991 bajo el nombre de Omnilife con la ayuda de su esposa, tres compañeros y seis distribuidores. Sin capital inicial para comenzar, la empresa es fundada con 10 mil dólares prestados. Ese monto es prácticamente inconcebible para los tiempos en que vivimos, ya que solo para montar un pequeño bar céntrico se necesitan mas de 5 veces ese capital, por citar en algunos países latinos.

Esto es en realidad una gran hazaña porque las empresas de Jorge Vergara hoy están catalogadas entre las 200 corporaciones líderes en México. La corporación de capital privado que inició como una sola compañía, Omnilife de México, hoy se compone de 19 compañías que tienen su sede en Guadalajara. Omnilife manufactura más de 70 diferentes suplementos dietéticos naturales, que se distribuyen de persona a persona a través de  una red multinivel creada por Vergara para ajustarse a las necesidades y estilos de vida de las culturas Mexicana y Latinoamericana.

Hoy en día, más de 5 millones de personas en todo el mundo distribuyen los productos Omnilife en un número de países que siempre se va incrementando, lo que representa un total de mil millones de dólares en ventas anuales para la compañía, con márgenes de utilidad del 20 por ciento.

Quien antes era un desconocido vendedor de carne, es ahora uno de los hombres más ricos de México y del mundo. De acuerdo a su forma de ser y por las experiencias que ha tenido a lo largo de su vida, Vergara cree en la existencia y capacidad de cada individuo para transformar su vida a través de la educación y de encarar los retos sin temor al fracaso, en la búsqueda de nuevas y mejores experiencias.

Así también él considera que la abundancia da abundancia, comenzando por la naturaleza la cual piensa, que es abundante con nosotros y los seguirá siendo si la respetamos. De igual manera el ser humano es capaz de generar riqueza a su alrededor, que si comparte obviamente se convierte en más riqueza.

Su enorme influencia, la confianza que inspira y sus resultados extraordinarios lo han ayudado para ganarse la credibilidad de grandes líderes internacionales, así como también está obteniendo la alianza de grandes corporaciones mundiales en su misión de transformar nuestro medio ambiente amenazado por el calentamiento global en un lugar habitable y con una mejor calidad de vida.

Por Alberto A. Conti, extraido del Libro Megaheroes, (libro de motivacion para emprendedores)

Para comprar el libro “Megaheroes” de Alberto A. Conti, CLIQUE AQUI

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Scroll To Top