Destaque
Inicio » Bienestar » Las 3 claves de éxito de Mary Kay Ash

Las 3 claves de éxito de Mary Kay Ash

Mary Kay Ash, una empresaria excepcional

En una época donde el mundo de los negocios estaba dominado por los hombres, abrirse espacio y lograr el éxito de una empresa parece toda una hazaña. Para la fundadora de la famosa firma de maquillaje Mary Kay Cosmetics, así fue: un 12 de mayo pero de 1918 nació Mary Kay Ash, una mujer emprendedora desde su juventud y cuya historia de éxito y superación han pasado a la historia.

Comenzó trabajando en el área de ventas de varias empresas, y tras 25 años de dedicar esfuerzo y pasión decidió renunciar a su puesto luego de que un hombre que ella misma capacitó fuera promovido con el doble de sueldo: esa fue la primera vez que probó el sabor de un fracaso.

Sin embargo, tras este trago amargo en su carrera, Mary Kay Ash tomó la decisión de escribir un libro con consejos para mujeres para hacer un plan de negocios, libro que vendió prácticamente de casa en casa -alcanzando más de un millón de copias vendidas- y que fue, en sí mismo, su propio plan de negocios.

Fue en 1963 cuando Mary Kay Ash fundó la empresa que alcanzó los 2,500 millones de dólares en ventas en 2009. ¿Cómo es que esta mujer superó los obstáculos de género y alcanzó la cúspide? Aquí tres claves de su ascensión:

1. Ser incluyente: Con su libro y después con el modelo de negocio de su empresa, abrió posibilidades a otras mujeres de tener éxitos personales. ” Imaginé una compañía en la que cualquier mujer podría ser tan exitosa como deseara ser” es una de sus grandes frases, como dice el dicho ‘el que parte y reparte, se queda con mayor parte’.

2. Reconocer y premiar el esfuerzo. Más que una competencia feroz, uno de sus principios se volvió la regla de oro de su empresa “tratar a los demás como deseas ser tratado”. Mary Kay Ash, al no tener reconocimiento de su esfuerzo como mujer y sus éxitos, siempre reconoció y apreció el valor de los resultados de sus colaboradoras. La empresa sigue otorgando incentivos a sus representantes con mejores resultados.

3. Transformar el fracaso en oportunidades. Antes de lamentar su condición como mujer, identificó las oportunidades del sector y las convirtió en ganancia. La elaboración de su libro fue resultado de su primera pared de ladrillos derribada y que sirvió de ejemplo para quienes colaboraron con ella en su empresa.

Fuente: DineroenImagen.com

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Scroll To Top