Destaque
Inicio » Blog » Como integrar la espiritualidad a los negocios

Como integrar la espiritualidad a los negocios

 

Como integrar la espiritualidad en los negocios

 

Durante mis años de adolescencia adquirí un habito marcado que continuaría consolidándose hasta los días de hoy, una pasión por leer libros.

Estaba en la búsqueda de respuestas y del sentido de la vida. Por eso leía todo lo que encontraba, desde Filosofía, Literatura, Ciencias, Historia, Esoterismo, etc, de todo, Lamentablemente, leia mucho sin filtrar nada, lo que termino causandome una gran confusión. Leia de todo menos la Biblia…

La verdad que nunca se me ocurrió leerla, es que, aunque tenia un ejemplar antiguo que pertenecía a mi abuela, que servia más de de decoración que para la lectura, al final terminó empolvándose en la alacena de mi casa. Claro, dicha Biblia desanimaba a cualquiera que tuviese la intención de leerla por su presentación tan voluminosa, era un tomo tan grueso, ancho y pesado, que aparentaba ser interminable.

Sin embargo, por aquella época, estaba atravesando una terrible crisis de identidad que sumado a graves problemas personales, provocaron en mi una búsqueda espiritual intensa, que me guió a la lectura del Nuevo Testamento. Fue como un puerto seguro y un refugio para mi. Jamas me arrepenti de haberlo hecho.

Felizmente Dios puso a mi lado, gente madura que me guió y se tomó tiempo para enseñarme las escrituras. Al final tome la decisión con todo mi alma de entregarme a Cristo en aquellos años, siendo este uno de los momentos mas trascendentales de mi vida. Ya nunca mas fui el mismo. Doy fe publicamente que en parte fue debido a la poderosa influencia ejercieron en mí la lectura de las Sagradas Escrituras y las palabras de Jesús!

“Busca primeramente el Reino de Dios, y todas las demás cosas os serán añadidas. El que Permanece en Mi y YO en el, este lleva fruto, Porque Separados de Mi nada podéis hacer.” (Mat.6:33; Juan 15:5)

Los textos citados arriba fueron una revelación para mi y de veras me impactaron profundamente. Estos principios bíblicos cambiaron mi perspectiva de la vida y rompieron mis paradigmas. Me desafiaron a obrar diferente! Nunca mas me atreví a hacer las cosas de la manera antigua, sin Dios! Aquellos principios me sirvieron hasta el día de hoy como un ancla y firme fundamento! Hoy creo que estas promesas son la Garantía Eterna de Dios!

Aprendí que siempre me irá mucho mejor si no excluyo a Dios de mi vida cotidiana. Me di cuenta que me siento mas realizado y satisfecho cuando glorifico a Dios en todo lo que hago. Con el tiempo fui desarrollando una relación de intimidad tan estrecha y tan hermosa que me pregunto hoy como seria si me faltase un día esa presencia.

Es que por lo general no somos inclinados a lo espiritual. A menudo el ser humano olvida que hay un Dios que puede desenredar las cosas cuando están liadas. Es comprensible, heredamos una cultura influenciada por ideologías Humanistas, que le dio preponderancia a la capacidad y a la inteligencia humana y dejó el factor Dios de lado. La influencia del humanismo es tan fuerte en los dias de hoy, uno ha perdido las convicciones, y le cuesta discernir esa linea imperceptible que separa la Gloria de Dios de nuestro propio entendimiento. (El “brazo de la carne” como lo llaman las escrituras)

Hemos sido ingenuos al obrar asi! Porque esta plenamente comprobado por las grandes empresas, grandes lideres, multimillonarios y los grande personajes de la historia que han reconocido a Dios como su única fuente de grandeza, y le han dado el merito por cada logro en sus vidas, quienes han sido altamente efectivos y han dejado su huella y un legado en la historia.

Ken Blanchard, el famoso autor de El Gerente Un Minuto, dijo en una entrevista: “Es la primera vez en la historia de los negocios en la que podés ser excelente en lo que hacés hoy, y mañana quebrar. Mi sensación es que la gente se interesa por lo espiritual cuando sienten que las cosas están más allá de su control. Es increíble cómo empiezan a pensar en la espiritualidad cuando se enferman, o cuando tienen algún problema importante, y terminan dándose cuenta de que no lo pueden resolver todo por ellos mismos.

Michael Stephen, autor del libro “Espiritualidad en los Negocios”, hace un llamado para despertar el alma del mundo corporativo, pues la espiritualidad, sin hablar específicamente de religiosidad, no debe de ocultarse, no debe de ser una flaqueza sino una fuerza motriz que debiera mover al mundo. “Es en el espíritu de cómo dirigimos, de cómo tratamos a nuestros empleados y clientes, que ayudamos a aquellos menos afortunados alrededor del mundo y nutrimos a nuestras familias, que veremos el sentido de nuestras vidas y obtendremos las recompensas que añoramos”

La travesía de cada sujeto que se desarrolla en el mundo de los negocios, puede encontrar en la espiritualidad un significado y un valor únicos. La transformación personal que se da cuando un individuo nutre su lado espiritual provoca un inevitable crecimiento, cuando estos individuos son parte de una organización, la empresa crece desde dentro, se hace más fuerte y aumentan sus posibilidades de obtener éxito general.

Una característica de este nuevo Siglo es el surgimiento de la Espiritualidad . Es maravilloso saber que cada vez se habla mas de los valores espirituales en el mundo corporativo.
Estamos llegando a un nuevo tiempo, en donde estamos descubriendo una nueva proyección de la manera de hacer negocios: La espiritualidad integrada en el ambiente de trabajo, la espiritualidad incorporándose en el mundo de los negocios. Como cita la Conferencista americana Patricia Aburdene, en su libro futurista, Megatendencias 2010, que se viene una época mas emocionante que la época de la informática , que trasciende el mundo de la riqueza material que vivió el mundo en los años pasados, en los que la codicia y la falta de principios hacían buena parte de la diferencia.

Patricia enumera una nueva lista de Megatendencias de esta decada, como El surgimiento de lo espiritual, como una vuelta a lo interior y a la meditación, El amanecer del capitalismo consciente, que no es otra cosa que reconocer que los “tipos buenos” obtienen grandes rendimientos. El Dirigir desde el medio, que significa gerentes “comunes y corrientes”, pero con valores, influencia y autoridad moral. La espiritualidad en los negocios, ya que La mitad de las personas hoy en día están hablando de la ‘fe’ al hacer negocios.

Aplicar la espiritualidad en los negocios, en el ambiente laboral, en el Liderazgo, en nuestra labor administrativa solo facilitará nuestra gestión. No significa el promover un culto religioso o un ritual en el trabajo. Pero si llenar la atmósfera de fe, de confianza, de gratitud, de optimismo, y eso resultará en un equipo de trabajo mas entusiasmado, y dará lugar a la creatividad para hallar soluciones y estrategias efectivas para cada desafío. De eso se trata!

Amigo lector, Si tu intención es hacer una gran diferencia en tu empresa a través de tu liderazgo, te recomiendo que empieces a darle prioridad el cultivar y desarrollar tu ser espiritual. Integrar la Espiritualidad en el mundo de los negocios es de veras algo fascinante!!

Si ya estas siendo exitoso con tu organización, o con tu Red de mercadeo, te sugiero ahora prepararte ahora para pasar al próximo nivel. Seguramente ya te diste cuenta que al final el éxito no lo es todo. Debes de estar sediento por algo más que el éxito no pudo brindarte, Este es el momento de darle a tu parte espiritual una oportunidad de florecer en la manera de administrar tus redes o tu organización. Entonces verás como cambiará tu mundo alrededor y serás también un verdadero agente de cambios.

Para concluir, permíteme enseñarte la oración del CEO inteligente:

“Señor ayúdame a hacer todo lo que pueda y este a mi alcance! Y ayúdame Señor, cuando no este a mi alcance el poder hacer absolutamente nada! Te pido Señor que hagas aquello que no podemos hacer!”.Amén!

Autor: Alberto A. Conti – Extraído del libro “Megaheroes”

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Scroll To Top